La caída de un gobierno autoritario en siete días

Policías intentando contener el bloqueo de maestros en el aeropuerto de la Ciudad de México. 

 

Al oír de mí me temerán los terribles tiranos; en medio del pueblo me muestro bueno y en la guerra valeroso. –Sabiduría 8:15-

 

El poder político es simplemente el poder organizado de una clase para oprimir a otra. –Karl Marx–

 

En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas, es contrario a su dignidad de hombre; ninguna tiranía puede dominarle” –Mahatma Gandhi –

 

Para comprender la lucha de clases a través de la historia; Karl Marx lo tiene bien conceptualizado en su dialéctica histórica. Néstor Kohan lo diluye en una comprensión más ligera; por lo que para ahorrarnos el párrafo, vayamos a los acontecimientos que marcaron el inicio de ésta insurgencia nacional mexicana. Cuando el PRI le cedió la presidencia al PAN; fue para calmar los ánimos sociales de la nación, se auguraba una insurgencia. 12 años le hicieron creer al PRI que el pueblo se olvidaría de sus crímenes y que lo encontraría en un estado de paz que lo perpetuaría por otros 71 años en el poder. Pero esos mismos 12 años de no comer del erario; hicieron que estos hombres y mujeres de los tres niveles de gobierno y de los tres poderes de la nación; llegaran con gula y avaricia terrible; consumiendo esos 71 años de posible gobierno en tan sólo nueve meses de esta triste administración.

 

La simple idea de que la presidencia del 2018 esté en manos del PRI; ya es mera utopía; probablemente sea la razón por la que están privatizando los recursos energéticos, no sólo Pemex. Después de todo ¿Quién se atreverá a ser el presidente de una nación sin fuentes de capital que fortalezcan su Producto Interno Bruto? En el 2018, México será una nación hundida en la extrema pobreza; África es el reflejo de lo que mañana será México y el mundo gracias al capitalismo. La violencia, el desempleo y los salarios mal pagados orillaron a los mexicanos a tomar dos vías de lucha de clases: la social Pacífica (Movilización) y la social radical o violenta (armada). Cuando Gene Sharp planteó sus teorías sobre la lucha pacífica en su libro “De la Dictadura a la Democracia”; se le olvidó estudiar a la clase política mexicana; pues es cínica ante las mentadas y las megamarchas, por lo que sus preceptos al menos en México quedan sin fundamento.

Completo vía La caída de un gobierno autoritario en siete días.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s